“Sincronicidad”.-


Cuando menos lo esperas, cuando más lo necesitas, cuando el sueño es imposible… Surge la belleza. Y sólo entonces, haces del caos un arte, conectamos los sueños y nos dejamos llevar hacia la eternidad. (C)reo. sé.

El Principito de Mark Osborne se estrena el próximo 9 de Septiembre


the-little-prince_2015_courtesy-paramount-pictures-franceEl festival de Cannes del año pasado nos trajo una enorme sorpresa, de la que podremos disfrutar a partir del próximo 9 de Septiembre, en las salas de nuestro país. El director nominado al Oscar por (Kung Fu Panda), Mark Osborne, nos brinda una nueva versión en cine de animación de la mítica y mágica obra de Antoine de Saint-Exupéry, “El Principito” (1943), dicen que con un brillante trabajo que mezcla el stop-motion y la animación por ordenador.

La película que hasta ahora pertenecía a Paramount ha sido comprada por Netflix. Esta plataforma se encarga de distribuirla en Estados Unidos según informa Entertainment Weekly. Desde su estreno en Francia, ha recaudado en torno a 81 millones en todo el mundo. No en vano ha sido después de la Biblia, la novela más traducida de la historia de la literatura.

Viendo el tráiler, espero que la cinta no se quede en algo superficial y que sepa aprovechar al máximo la tremenda lección de vida y de educación que nos envió Saint-Exupéry, desde su asteroide B-612. En estos días oscuros y vacíos hace más falta que nunca, que nos demos cuenta, niños y adultos, de que “lo esencial es invisible a los ojos” y de que todos podemos ser pequeños príncipes que hagamos de este, un mundo mejor.

fuente: http://www.sensacine.com

“EL CEBO”. (LADISLAO VAJDA. 1958).-


“EL CONTRAHAZ DE LOS ZAPATOS DE DOROTHY”.-

  • DIRECTOR: Ladislao Vajda.-es_geschah_am_hellichten_tag-395891520-mmed
  • GUIÓN: Ladislao Vajda, Hans Jacoby y Friedrich Dürrenmatt.
  • FOTOGRAFÍA: Heinrich Gärtner, Ernst Bolliger (B&W).-
  • REPARTO: Heinz Rühmann, Sigfrit Steiner, Siegfrid Lowitz, Michel Simon, Heinrich Gretler, Gert Fröbe, Berta Drews, Ewald Balser, María Rosa Salgado.-
  • MÚSICA: Bruno Canfora.-
  • GÉNERO: Intriga, Drama, Policiaco, Cine Negro.-
  • AÑO: 1958.-
  • PRODUCTORA: Coproducción Alemania del Oeste-España-Suiza; Chamartín / CCC Filmproduktion / Praesens Film.-
  • DURACIÓN: 90 min.-
  • TÍTULO ORIGINAL: “Es geschah am hellichten Tag”.-
  • PAÍS: República Federal Alemana.-

Corría el año 1959 cuando el pintor y escritor suizo Friedrich Dürrenmatt comenzaba a recibir reconocimiento y premios como el  Shiller de la ciudad de Mannheim, o el Gran Premio Shiller de la Asociación Suiza de escritores o el doctorado honoris causa de la Temple University, de Filadelfia, Jerusalem o Niza. Un año antes de la eclosión del escritor, Ladislao Vajda tomó como historia de trabajo su novela “La Promesa”, para trabajar en el guión de esta película junto a Hans Jacoby (Guionista y director de arte ) y el propio Dürrenmatt. Trabajaron juntos en el guión y posteriormente Dürrenmatt finalizó la novela.

El resultado de esa colaboración es una obra maestra que ha quedado salvaguardada en la historia del cine, entre las manos del custodio del celuloide, sin perder un ápice de interés vista 58 años después. Una obra maestra que podría ser la contrapartida europea al cine negro americano que ya había hecho historia desde treinta años antes en Estados Unidos. Es una rareza tanto en la forma como en el contenido, partiendo del hecho de tratarse de una coproducción alemana (RFA), española y suiza, dirigida por un director húngaro nacionalizado español. Fue rodada en Suiza y en lengua alemana, así que entiendo que no debe ser  catalogada como cine de nuestra iberia.

Con el paso de los años se ha convertido en película de culto a pesar de no haber tenido excesivo éxito en su estreno en España el 12 de Febrero de 1959. Funcionó bien en su momento pero estuvo muy poco tiempo en cartelera. Se llegó a estrenar en España gracias a ciertos cortes y reducciones en el metraje que llevó a cabo la incoherente y descabellada censura de la época, dejando una versión Suiza algo más extensa que su exégesis española. A pesar de estos avatares marcó una época en el cine europeo, un antes y un después en el cine policíaco de nuestro continente. En estas fechas la filmoteca suiza está restaurando la versión más amplia.

La historia nos plantea la investigación policial del homicidio de una niña que aparece muerta en un bosque de los Cantones suizos. De manera inminente, las sospechas recaen sobre el buhonero que se tropieza con el cadáver. Únicamente el comisario Mattei, sospecha que el vendedor ambulante dice la verdad y a partir del dibujo de una niña, comienza la investigación del caso.

descarga (6)La mayor virtud de la película, así como su más especial misterio es la contraposición de la crueldad más extrema con la inocencia de la infancia, el mal más execrable enfrentado al candor y la pureza. Es El principito enfrentado a Hannibal Lecter, si se me permite la licencia. La película que más recuerda y de la cual bebió sin lugar a la duda es “M, el vampiro de Düsseldorf” (Fritz Lang, 1931), sin dejar atrás a “La noche del cazador (Charles Laughton, 1955). Así como la influencia palpable en la presentación de la historia, los planos y la música que evocan inequívocamente al cine de Billy Wilder, en especial al “Sunset Boulevard” de “Perdición” (1944). Queda patente la influencia que dejó el director de origen austriaco tras haber trabajado con él, como montador.

Suena y huele a gran clásico desde sus albores, se presenta tenebrosa y sucia cuando parece exhalar bondad, candidez e inocencia, jugando en este caso un papel brillante la fotografía en blanco y negro de Heinrich Gärtner y Ernst Bolliger, de la que hablaremos posteriormente. Toma los valores del cine negro americano pero Vajda los transcribe a su propio estilo, tanto en lo narrativo como en lo formal. Resuenan así sin dejar constancia alguna, los cuadros de Edward Hopper, las novelas de Raymond Chandler y la fotografía de Arthur Edeson o Sid Hickox. Este es quizá otro de los valores más importantes del filme, beber de la maestría del cine negro americano, sin imitar o asemejarse siquiera a él.

imagesEs una película de contrastes, el horror frente a la honradez y la pureza, pero nada es lo que parece. El tratamiento del protagonista es puramente creativo e interesante. Tanto la dirección como el guión se deshacen de todos los mitos y pautas del detective clásico. No hay estudio de su psicología y pierde por completo algo que define al icónico personaje clásico, al Philip Marlowe europeo que podría ser este Mattei, el romanticismo. Representa el papel de la justicia y la verdad, pero es un placer ir viendo como el personaje pierde cualquier justificación ética que pudiéramos otorgarle, volviendo así al lado oscuro del clasicismo de la novela negra. Es un personaje solitario que cambia los cafés de jazz, por los prados y los alpes. Aparte el policía que interpreta Heinz Rühmann no puede siquiera intentar resolver el caso hasta que deja de ser policía, un punto más a favor de las maravillosas contradicciones de la película. Todo está fuera del sistema y a veces incluso lejos de la razón.

Hay un personaje que me sirve para hablar de las preciosas prácticas narrativas del guión; no es otro que el buhonero de Michel Simon, emplazado a descolocar al espectador y a crear la tensión que ya no nos dejará hasta el desenlace de la película. Poco después del inicio no pude evitar rememorar a mi adorado personaje de Emil Jannings en “El ángel Azul” (Josef Von Sternberg, 1930). Ternura, delicadeza, verdad y fragilidad a raudales emitida por las palabras, las miradas y los gestos de Simon. Las influencias del expresionismo alemán van quedando patentes a lo largo de toda la película.

Greta, la niña encontrada en el bosque, me sirve para pensar en un tema tan actual como internet o el cine en 3D. Los miles de niños que desaparecen cada año en Europa y en todo el mundo. Este hecho hace de la película un registro periodístico de ciertos crímenes muy de actualidad, en los que hay que poner sobre ellos todo el peso de la ley y toda la fuerza de los agentes dedicados a la investigación policial.

descargaToda la mitificación que se ha podido crear sobre “el villano” en el mundo del cine, queda patente en este filme, como un icono artístico e histórico. Aparte de beber de la obra citada de Laughton, con maestría, me cautiva el tratamiento del personaje del asesino interpretado magistralmente por Gert Fröbe. Es un auténtico testamento de buen psiquiatra, la relación de sometimiento y tiranización a la que le somete su propia esposa, ante la cual no es capaz de levantar palabra. El director presenta al personaje con un plano corto de sus manos, manos orondas y pusilánimes, en un encuadre que conforma una sinécdoque deliciosa. El asesino en serie, como un auténtico cobarde, carente del menor atisbo de carácter.

En esta película no hay un sólo plano frívolo, no hay adornos, no hay relleno, pero sí una elegancia brutal y un uso de la fotografía excepcional. Todo está al servicio de la narrativa, otorgando al film la categoría de obra maestra, de cine puro y purista, de cine honesto y de arte con mayúsculas. Las luces duras tan clásicas campan a sus anchas creando belleza pictórica y enmarcando la cinta dentro de un estilo. Los grandes angulares de ciertos planos interiores me recuerdan también constantemente al cine de Orson Welles y la fotografía de Gregg Toland.

descargaEl título original en alemán “Es geschah am hellichten Tag” podría traducirse como “Sucedió a plena luz del día”; es menos explícito y no ofrece pistas de la trama, como la traducción a nuestro idioma, lo que le aporta más suspense y lo hace más apropiado. Además me sirve para hablar de otra de las grandes virtudes de la concepción de Vajda. Se aparta como digo de los formatos del noir, incluso en la dirección de foto, a pesar de los “plano-contraplano” con media cara iluminada y media cara en negro que sí utiliza en interiores, sacando a los personajes al campo, al entorno rural y montañoso, rompiendo de nuevo con el clasicismo y realizando un cine negro, cercano al cine de autor. Estoy hablando de la conocida en fotografía como “luz Rembrandt”, que es el hilo argumental que nos traslada desde el arte barroco, hasta Edward Hopper y de ahí al film noir. Esto me sirve para comentar la influencia que ha dejado en grandes directores posteriores a su época. Estoy pensando en “Quién puede matar a un niño” (Chicho Ibañez Serrador, 1976), una de las mejores películas de terror de la historia del cine, claramente influenciada por la que nos ocupa, en el sentido de tratar con maestría una luz dura muy poco fotográfica, para crear los ambientes más sublimes y espeluznantes de la historia del cine. La valentía de Vajda en esta cinta y la de Serrador en la suya, convierte sus películas en obras maestras. Terror a plena luz del sol de mediodía.

La banda sonora eminentemente clásica, conjuga con sabiduría los dos estados de ánimo fundamentales de la película. Esa inocencia de la infancia con trabajos cercanos a la nana y la brutal y deshonesta actitud del asesino con temas más oscuros, osados y barrocos.

El protagonista nos regala una frase con mucho más sentido del que parece tener: “Siempre hay que creer en los sueños”. ¿Acaso no es verdad? Esto es un cuento terrible sobre la pérdida de la inocencia, sobre el tránsito macabro entre la infancia y la madurez. Un cuento horripilante en el que “el hombre del saco” se convierte en asesino en serie, tal y como ocurre con cruel frecuencia en la vida real.

Sean Penn, dirigió en 2001 una versión particular de la novela de Dürrenmatt, con el título “The pledge”, protagonizada por el mítico Jack Nicholson. Gustosa de ver, pero muy lejana en cuanto a calidad, comparada con la de Vajda.

“El cebo” participó en 1958 en el Festival de cine de Berlín en la sección oficial de largometrajes.

“Nuevo videoclip de Fito para luchar contra el cáncer infantil”.-


El famoso músico bilbaíno Adolfo Cabrales, más conocido como “Fito”, acaba de grabar un videoclip junto a la asociación “La cuadri del hospi” a favor del apoyo a los niños con cáncer. El tema es “Acabo de llegar”, perteneciente al disco “Por la boca vive el pez” del año 2006. La idea es impulsar una nueva campaña solidaria en pos de recaudar fondos para la investigación de esta enfermedad en la infancia.

Se ha rodado en el Hospital Universitario de Cruces-Barakaldo (Bizkaia) y tras llevar dos días en el perfil del músico en Youtube alcanzó las 300.000 visitas.

1465373489_217555_1465377746_sumario_normal

Mientras los niños sufren la terrible enfermedad, los padres que forman la organizción “La cuadri del hospi” se han encontrado con una atroz realidad. El cáncer se considera una enfermedad de adultos y la investigación relacionada con los niños es escasa o nula, según comentan en la web de su asociación.

1465373489_217555_1465378286_sumario_normal

La inspiración para crear el vídeo ha llegado de los trabajos realizados por Albert Espinosa, en “Planta 4ª” (Antonio Mercero, 2003) y en “Pulseras rojas” (Albert Espinosa, Pau Freixas y Oriol Ferrer, 2011) y está protagonizado por los niños del hospital así como el personal médico del centro situado en Barakaldo. Me resulta inevitable citar el precioso trabajo que realizó Macaco en 2012,en esta misma línea con los niños del Hospital Sant Joan de Déu, que superó los diez millones de visitas en youtube, con su videoclip “Seguiremos”.

La dirección ha corrido a cargo de Urko Olazábal y en conjunto ha quedado a mi parecer un trabajo excelente, que espero sirva para ayudar a la causa.

La cuadri del hospi, explica en su web el porqué de esta propuesta:

1465373489_217555_1465378457_sumario_normal

“La idea surge precisamente del personal de oncología infantil, profesionales que cada día viven con nosotras y nosotros nuestros triunfos y nuestras derrotas en la enfermedad. Con este videoclip queremos mostrar la otra cara de vivir el cáncer, nuestros niños, niñas y adolescentes son maestros en ello. Con muy poca edad se tienen que despedir de un compañero o compañera de habitación, de pasillos de juegos de hospital, de colegas de la “Cuadri”. Pero a pesar de ello, o precisamente por ellos y ellas, queremos mostrar al mundo entero lo grandes que son. Ellos y ellas son capaces de vivir días, semanas, meses en una habitación de hospital o de casa, y aun así no quejarse, solo esperar a ese momento que la enfermedad les permita disfrutar. Este vídeo es muestra de cómo se puede vivir con una grave enfermedad”.

1465373489_217555_1465378321_sumario_normal

La colaboración de Fito no ha quedado únicamente en la grabación del videoclip. Ha llegado mucho más lejos donando un objeto de gran valor tanto personal como económico como es su propia Harley Davidson, que será el premio de un sorteo realizado a favor de la investigación. Las papeletas se venden a través de la asociación “La cuadri del Hospi”.

A través de la propia web de Fito y Fitipaldis hay un enlace para participar en el concurso, a través de la donación de 2€.

Fuente: http://verne.elpais.com/